jueves, 9 de septiembre de 2010

Bonjour, Amour !


Si algo he aprendido a lo largo de los meses durante la nueva temporada de La vida Moderna del Sombre (y no estoy hablando de la tira en especial) no son solo las cuestiones de independencia y las de economía (que tendrán su espacio mas adelante, por supuesto); sino por sobretodo, las de amar y mantener una relación poco a poco hacía adelante, en constante superación y enfoque tecnico.

Suena demasiado surrealista, pero una relacion es más que los besos y las caricias. Quizás tenga menos experiencia en ello, pero tambien soy un amplio observador. Esto, a la par de mi propia educación empirica a lo largo de estos casi once meses, me han dado un poco mas de entendimiento sobre lo que se hace y no se debe hacer.

Por el bien de nosotros.

Y he ido creciendo. Claro que si. Pienso que quizas ella tambien lo ha hecho, pero si hablo desde mi lado, la relacion con la novia ha hecho muchas cosas buenas y he aprendido muchas tantas mas.

Y bien lo decía Murakami en su novela After Dark:

"Me refiero a que tú, cuando encuentres a alguien que valga la pena, empezarás a sentirte más segura de ti misma. Porque, a la que te andas con medias tintas, fatal. En este mundo hay cosas que sólo puedes hacer sola y cosas que sólo puedes hacer con otra persona. Es importante ir combinándo las unas con las otras."

Algunos pensarían constantemente en la independencia de ideas a un aislamiento propio. La soledad como único recurso. Y lo se bien porque yo pensaba igual.

¿Pero que es crecer si uno no aprovecha estar con alguien que estimas, quieres, y por la que te preocupas? ¿Que es crecer si uno no aprovecha aprender de una persona distinta, desde puntos de vista hasta muecas donde se ha plantado un beso con ligera saliva?

Y las diversiones. Las salidas. Las risas y las caricias. Allá afuera todo un mundo post-apocaliptico y nosotros riendo sobre el tejado mientras el sol se incinera.

Aún nos estamos acostumbrando el uno al otro. Aún hay que saber que gustos hay de un lado y que molestias hay del otro; o viceversa. Hay que aprender de gustos y de tiempos libres. De buenos momentos, de malos momentos y de momentos neutrales, Poloneses.

Que saber hacer en caso de emergencia. Que saber hacer en caso de eufória espontanea.

Y amo a la Novia. Es una chica distinta a todas las demas. Es una mujer independiente, de puntos de vista muy personales; hermosa, inteligente, cariñosa. Es una dama de fuerte caracter y besos dulces. Algo que nunca mas podría encontrar. Por lo que hace que todo esto sea lo mejor.

Mientras tanto anoche aprendimos algo nuevo de todo esto: Que ahora sabemos porque a la novia no le gusta el cine.

Uno hubiera pensado que es por los recientes lanzamientos; pero desafortunadamente todo es cuestión de sociedad y de la estupidez de esta.

Chales, por lo menos a una pelicula puedes apagarla.

En fin, serán tardes de peliculas en la televisión y palomitas de microondas. Mucho mejores.

Salud.

2 comentarios:

Gessekai dijo...

Lado novia [A]:
Me agrada saber que te sientes a gusto conmigo, aunque a veces la cague.
----------
Lado novia [B]:

Alguien me debe DOS películas...
y no te quejes, a ti no te manosearon ni te patearon el asiento :C
Y...y...
MOAR!

jpsombrerin dijo...

Eh, yo también meto la pata, y la pierna, y a veces toda la zona abdominal en el lodo.

Pero somos un gran equipo, como el pan y la mantequilla.

Ah, las peliculas para la semana siguiente. No la patearé, pero no prometo nada con la primera enmienda.

Sin embargo, yo no dejaré que nadie mas la vuelva a molestar así.

Muak.