jueves, 2 de abril de 2009

Coliseo (quizá mas bien circo romano)


Y ahora resulta que, sabiendo que soy un cínico desvergonzado, un apatico desinteresado, un arrogante superficial y un realista vomitivo y visceral, todavía tienen las agallas de venir a mi casa a darme la gran noticia de que fui elegido para ser funcionario de casillas.

Mh, si ni siquiera tengo pensado votar, todavia creen que voy a acostarme temprano un sabado en la noche, levantarme a las ocho de la mañana en domingo, estar todo el dia escuchando a los lame-suelas politicos cantarles bonito hasta en las casillas a los votantes, comer escasamente y soportar filas de gente cuando soy yo casi un maquiavelico sociopata.

Pues no, a mi chingaderas no.

Y no es que no me interese la politica, sencillamente que aqui la politica es mas bien cuestión de gustos.

Digo, de si te gustan los payasos o no, nada que ver con la politica en si.

Salucita.

2 comentarios:

Diego Guerrero dijo...

Jajajajajaja por eso no me he inscrito para votar, pero debería hacerlo, en Venezuela lo único que puede mejorar un poco este país es la elección de Asamblea el próximo año. Así que debería inscribirme...

Pero te entiendo, esa es la parte fastidiosa. Al menos acá en Venezuela te pagan (Pero aquí porque "tenemos plata para regalar").

Crimson dijo...

A cuestiones politicas no hay que darles mucha importancia, y mas cuando a la politica le importas una mierda!

Funcionario de casilla? Es algo que muchos harian orgullosos de colaborar con la sociedad y el pais que depende de su total entrega y responsabilidad... Aun habra idiotas que piensen eso?

Hablar de politica nos dice lo vacio de nuestros intelectos. Y es que mafalda lo hace con una satira bien colocada.

Saludos!