lunes, 25 de octubre de 2010

Carta a ella



Nunca he aprendido a empezar una carta. Los formalismos tan casuales no se me dan, pero considero que una carta sin la propia demostracion de etiquetas y correcciónes vale aún mas cuando se escribe que la frialdad de los saludos tan amenos.

Considerece que es mas personal, mas íntimo, mas romántico.

En vez de todo ello, quise empezar planteandome las razones de esta carta. Un aniversario.

365 dias de un invierno tibio, acogedor, que abriga el corazón como solo tu sabes, conoces y gustas de ello. 365 dias de encarar al mundo através de lo que muchos consideran mal, o bien, o meramente artificial, subjetivo, etico o poco etico.

365 dias demostrandole a una civilización perdida en los mas aburridos estandares de la modernidad que aún existe el romance, el amor y la comprensión mayoritaria entre dos personas. 365 dias que existen gracias a que todos son idiotas por haber malgastado sus años, sus vidas, las reencarnaciones en papel, en dinero, en lujos y otras perversiones; lo que nunca debió perderse.

Lo que en 365 dias hemos planteado ya no como una posibilidad, sino tambien como una realidad absoluta.

365 dias de decirnos "Te amo" en susurros, en letras a través de una ventana, en dibujos a la esquina de la propaganda social y en los ojos que me miran y te miran.

¿Quien lo hubiera imaginado? ¿Como haber sabido, o comprobado con mayor exactitud, que la verdadera naturaleza, aunque quizas inventada o inspirada por lo que creian Dioses en esa antigüedad, es realmente lo mas puro que tenemos como civilización?

No falta decir lo mucho que he crecido a tu lado. A falta de aceptacion por los halagos y gratitudes, lo unico que puedo hacer es agradecerte todo lo que has hecho por mi a través de esta carta y esperar que tambien haya y siga siendo por mucho mas tiempo el personaje que te haga siempre feliz, que te haga reir, pensar y crecer.

Seguir haciendonos de planes, de mirar al mundo como si no nos mirara este. Como si hicieramos nuestro propio mundo con pinceles y plumas en su tinta.

Seguir mirando a ese cachorro y a esa gatita descansando sobre la hierba en un lugar solo para nosotros. Seguir pensando en que al dia siguiente nunca sabremos que haremos o que sorpresas nos vamos a llevar con cada uno de nuestros actos.

Seguir, insistir, comprender que a final de cuentas... no creo que hayamos pedido nada mejor que esto. Y que siempre mejorará. Año con año.

Si me lo permites, claro está.

Y si me lo permites, estaré aqui... for ever and ever, Baby.

Buenas noches, descansa y que tengas dulces sueños.

Que a sin saberlo, es de lo que mas nos alimentamos. De ellos y de nosotros dos.

Como un par de alquimistas.

Atte.
J. P. Medina.

2 comentarios:

Gessekai dijo...

*Drama om: ¿y quién es ella? D:<!!!!*

*Realidad on* Owww...eso fue tan melcochoso, también soy feliz por este año, porque no solo tú creciste y... ay bueno, me gusta escupirte.
THÚ~

jpsombrerin dijo...

Jajaja Thú!

De nuevo, gracias por todo, Chica.

Sabe que seguiré siempre a su lado.

Muak.