sábado, 14 de mayo de 2011

Reglas de etiqueta para los clientes de un bar


Muy bien señores, este es un acabose. Por muchos años hemos sufrido las impertinencias de clientes poco eticos o morales que acaban por colmar la paciencia de mas de algun compañero de destapador, encendedor, pluma y papel.

Con el paso del tiempo he ido reuniendo informacion sobre toda la clase de clientes que carecen de conciencia y responsabilidad al momento de tratar a un mesero. Así como también de la conducta inapropiada y los sugirientes problemas al momento de pagar.

Ahora, para todos los que hayan ido o vayan a ir a un bar, aqui hay ciertos datos que les ayudarán a apreciar a estos muchachos que siempre entregamos sus bebidas de buena gana, esperando de antemano una buena relacion mesero-cliente.

Comencemos:

1. Al momento de llegar por favor pregunten que mesas estan disponibles. No sean imprudentes, no usen las mesas con mas sillas o las mas espaciosas si solo son ustedes dos. Así mismo no quieran utilizar las mesas con menos sillas o con menos espacio si son mas de 4. La organización de las mesas es para dar un mejor servicio, un mejor orden y es molesto tener que ir reacomodando todo el lugar solo porque les parece mejor o mas bonita la mesa aquella que esta.

2. Cuando hagan su pedido, siempre pidan todo lo que vayan a necesitar. Usualmente los meseros ya sabemos que quieren cenizero si les vemos los cigarros. O que quieren la mesa limpia si la vemos sucia. Pero no siempre podemos estar en todo, y no siempre se ve a simple vista lo que necesitan. No leemos la mente y es estresante que despues de llevar el pedido pidan el cenicero, lo llevamos y ahora quieran un vaso con hielo, y despues de quince vueltas por fin esten tranquilos.

3. No somos perros. No somos sirvientes ni esclavos. ODIAMOS que nos chiflen, nos hablen de chst chst o cualquier otro ademán despectivo. Con levantar la mano o hacer contacto visual sabemos que nos necesitan. ¿O les gustaría que fueramos a su lugar de trabajo y les estemos chiflando o llamando su atención como se les llama a los perros y gatos? Seguramente no. Así que por favor no lo hagan.

4. Los meseros tenemos un pequeño problema con los cantantes o grupos musicales en vivo que se presentan en los bares; y es un problema alimentado por ustedes. Los aplausos solo son dirigido a ellos, las invitaciones de cerveza u otras bebidas van para ellos porque han cantado "bonito", a ellos los invitan a su mesa a platicar o les ofrecen ayuda de mil terminos y condiciones. Nada de esto nos sucede a los meseros. O muy rara vez. ¿Cuando fue la ultima vez que le invitaron algo de beber al mesero? No debe ser algo con alcohol. ¿Cuando fue la ultima vez que le aplaudieron y gratificaron un buen trabajo de estos muchachos? Recapaciten.

5. Sabemos muy bien que vienen con animos y fiesta encima. Sabemos que quizas es una fecha especial o que sencillamente un reencuentro de dos o mas personas. Sabemos que quieren festejar, que quieren estar felices. Pero por favor, cuando es hora de cerrar... ES HORA DE CERRAR. Los meseros pasamos mas de las ocho horas reglamentarias trabajando para ustedes. Estamos desde muy temprano hasta muy de madrugada atendiendoles, sirviendoles, escuchandoles. Estamos cansados al final de la jornada. Tenemos sueño, nos duelen los pies y estamos hartos. No pidan mas canciones, no le pidan al cantante o los cantantes que se sienten con ustedes. No estorben la limpieza del lugar al seguir ahi plantados bebiendose las ultimas gotas. Queremos dormir, llegar a nuestra casa. Gracias.

6. No sean tacaños con las propinas. Sabiendo todo lo anterior deberian ver al menos que hacemos mucho mas que los cantantes o que los dueños del lugar. Si la cuenta no viene con el 10% de servicio ustedes animense a ponerles eso o incluso un poco mas. Si viene con el 10% no reclamen, no se enojen, no es de a huevo, pero podrían ver que lo merecemos por todo lo que hacemos por ustedes. Les damos un rato de alegría como les gusta a ustedes: con alcohol. Ganamos muy poco, la jornada larga nos la pagan con salarios minimos. Vivimos de sus propinas, no del salario. Sino no pidan un buen servicio a la siguiente, una mesa sin propina es como una mesa que no nos anima a atender.

7. El mesero no es la culpa de todos sus problemas. Si la comida tarda en llegar, si la bebida no es como les gusta, la culpa no es de ellos, es del cocinero o del barman. E inclusive asi no es culpa de ellos. Son muchas mesas, son muchos pedidos. Vean a su alrededor, no son los unicos clientes del bar. Hay otros pedidos antes que ustedes. Deben tener paciencia y no gritarle al mesero, ni perjudicarle no dandole propina cuando la culpa no es suya. Seguramente les ha pasado lo mismo en sus respectivos trabajos y eso es mas que suficiente.

8. No se vayan sin pagar. He establecido el pobre salario de un mesero. He establecido que vivimos de sus propinas. Si una mesa se va sin pagar, esos 400 pesos, o 700, o 200 pesos de la cuenta nos lo descuentan a nosotros en el salario. Y es un peso muy grave... porque tenemos familias, o tenemos gastos. Tenemos rentas, cuentas de gas, de luz y de agua. Algunos tienen hijos, algunos tenemos sueños, algunos mas tenemos cosas que queremos alcanzar. Será muy divertido para ustedes, algunos dicen que una aventura, pero para nosotros es una semana en la que comeremos sopas maruchan y pediremos prestamos atroces con tal de pagar lo que necesitamos.

9. No nos gusta pelear. Odiamos los espectaculos porque crean problemas no solo para nosotros, sino para los clientes y para con nuestros jefes. Si estas muy borracho, evita llegar a ese extremo o por favor no hagas barbaries solo porque te nace. Si quieres hacer eso bebe en tu casa, pero eso de andar molestando a otras mesas, o de andar exhibiendo humillacion frente a todos, incluso andar arrojando botellas y vasos al suelo es molesto. No nos asustan. No tenemos miedo. Pero si es molesto, estresante y tedioso porque los clientes se marchan, y todos perdemos. Evitenos la pena de llamar a la policia y armar un escandalo mayor. Pierden ustedes y perdemos nosotros.

10. Lo que hay en el menú es lo que hay. No nos molesta decirle que no, pero es un poco gracioso y hasta burlesco saber que piden algo que no viene en el menú. Si la carta dice que solo hay dos tipos de cerveza es obvio que no tendremos otras quinientas. Si hay un platillo que les encanta y no lo tenemos pues ni modo. Eso genera mas gastos para solo escasas personas. Si, hablen con los dueños, los gerentes. Si, convenzalos que se los hagan... pero tampoco nos vean con mala cara y nos hagan los villanos de la historia. Ellos nos dicen que nos apegemos a la carta. Queremos evitar molestias a todos. No sean desconsiderados.

En fin, con estas diez basicas reglas espero que sepan todos que los meseros no solo somos los caminantes de mesas que llevamos sus bebidas o botanas. También somos personas que no debemos ser comparados ni humillados. Peleamos contra adversidades de clima, de disturbios entre compañeros, de sueño, cansancio y pesar.

La siguiente vez que vayan a un bar... piensen bien en esto y sonrianle a un mesero. Den una buena propina y levanten las copas en un elogio ante ellos.

Diciendo, claro, las sabias palabras de este joven escritor:

Salud.

2 comentarios:

Gessekai dijo...

Iba a decir algo,pero mejor te contaré que si a un gato le haces chts, te manda al huevo :3

jpsombrerin dijo...

Juas, yo hago igual con los clientes que hacen eso :D